Sin sexo débil en carreras de montaña

Hasta hace pocos años la participación de las mujeres en competencias de trail running, tanto de calle como de montaña, había sido muy poca.

Encontramos que en el estado de Chihuahua la participación de las mujeres en carreras pedestres aumentó un 43 %, según datos proporcionados por el serial estatal de trail running de Chihuahua en el 2019, un dato bastante revelador. Pero, ¿por qué más mujeres han decidido participar en las carreras de montaña? Simple: por los múltiples beneficios que esto aporta a sus vidas.

Cada año el porcentaje de mujeres en competencias de trail ha ido exponencialmente en aumento. Sin tomar en cuenta los factores comerciales y publicitarios que ofrecen las competencias, las razones de dicho fenómeno son por los beneficios que la práctica de este deporte les ofrece. El ejercitarse al aire libre y el contacto con la naturaleza atiende a nuestros orígenes nómadas: recorrer valles, ríos y montañas produce la sensación de placer, siempre y cuando estés preparada para ello.

En el tema psicológico, el trail running satisface tus necesidades de logro,  promueve la autorrealización, mejora el sentido de pertenencia, de reconocimiento, la autoconfianza y, por supuesto, el autoconocimiento. En general, la estadía emocional mejora considerablemente.

Paralelamente, los cambios físicos también son manifiestos. El sistema endocrino se estabiliza y la producción hormonal es más eficiente. También, y no menos importante, es el factor metabólico, que se acelera considerablemente provocando que haya más tono muscular. Además, mejora el rendimiento físico, aumenta de libido, se logra más flexibilidad y elasticidad muscular, se fortalece el sistema cardiovascular, se nota una piel más suave, se retarda el envejecimiento y en general se desarrolla un cuerpo saludable. A fin de cuentas el cuerpo debiese tomar su forma natural que viene de la programación genética, y todos sabemos que un cuerpo ejercitado es un cuerpo hermoso.

Un estudio de Paul Ronto y Vania Nikolova revela lo siguiente: “Si en carreras de 5 kilómetros, los hombres son hasta un 17.9 % más rápido que las mujeres, en maratón el salto se reduce a un 11 % y a un 5,3 % en pruebas de 50 kilómetros. Para carreras de 100 kilómetros, la diferencia de ritmos es levísima, sólo de un 0.5 % a favor de los hombres”.  ¿Qué razón hay detrás de esto? Según otro estudio danés que utiliza big data de 1,815,091 resultados de maratones, las mujeres son más sensatas con los ritmos y salen más despacio en los primeros kilómetros, lo que les hace ser más regulares en carreras largas.

Mejora tu vida en todos sus aspectos. La montaña te espera.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll Up