Las mujeres en los Óscar

No es que las mujeres no hayamos existido en la historia de los premios de la Academia, sino que hoy en día las cineastas están conquistando un lugar fundamental en la industria del cine. 

Para las mujeres, el éxito en la historia del cine, durante muchos años, se limitó a las actrices. Y no es para menos. El mundo del espectáculo está lleno de talentosas artistas del escenario cuyo trabajo las ha hecho ser merecedoras de los galardones más prestigiosos. ¿Pero cuándo fue la última vez que escuchamos de una guionista, de una especialista en efectos especiales, o incluso, de una directora?

En la pasada entrega de los premios de la Academia, una de las más gratas sorpresas fue ver a Hildur Guðnadóttir recibir el premio a la mejor música original. Por primera vez en la historia de los premios una mujer recibía la estatuilla. Pero eso no es gratuito ni responde a la cada vez más creciente necesidad de dar la siempre despreciable “cuota de género”. Hildur Guðnadóttir desde hace años había dado evidencia de su inigualable talento, de hecho, trabajando con mexicanos como González Iñárritu, sólo por poner un ejemplo.

¿Y qué pasa con las directoras de cine? Tristemente pocas, poquísimas han sido siquiera nominadas. Lina Wertmüller por Pasqualino Settebellezze (1976), Jane Campion por The Piano (1993), Sofia Coppola por Lost in Translation (2003), Kathryn Bigelow por The Hurt Locker (2009) y Greta Gerwig por Lady Bird (2017). “Bueno, el momento ha llegado”, dijo Barbra Streisand –otra mujer directora que ni siquiera alcanzó la nominación a la estatuilla dorada– al abrir el sobre con el nombre de la que hasta ahora ha sido la única mujer ganadora, Kathryn Bigelow.

 

¿Será que en próximos años las mujeres tendrán, por fin, un protagónico más relevante en los premios más importantes? Estamos seguras que sí. ¿Y cómo podemos ayudar? Haciendo una cosa, una sóla e importantísima cosa: disfrutando su cine.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll Up