Alebrijes

¿CUÁL ES SU ORIGEN?

En una ocasión, Pedro Linares López estuvo al borde de la muerte con tan sólo treinta años de edad. Perdió la consciencia y tuvo un sueño muy extraño: estaba en un bosque donde criaturas extrañas lo rodeaban amistosamente. ¿Por qué raras? Porque eran muchos animales en uno: leones con cabeza de perro, gallos con cuernos de toro, venados con patas de cerdo. Todas estas criaturas gritaban una sola cosa, una sola palabra: ¡Alebrijes!

Cuando Pedro despertó, estaba seguro de una cosa: esas criaturas lo regresaron de la muerte. Y las nombró así, tal y como ellas lo decían: alebrijes. Posteriormente, y empleando sus magníficas habilidades de artista plástico, comenzó a reconstruir a estas criaturas utilizando materiales humildes como el cartón y el papel. Con el paso de los años, los alebrijes de Pedro Linares le dieron la vuelta al mundo, posicionándose como un referente inconfundible de la cultura y el imaginario mexicano.

Pasaron cincuenta años desde ese “contacto” que tuvo Pedro Linares con las criaturas. 50 años para que México reconociera su valor artístico y cultural. En 1990, apenas dos años antes de que Linares falleciera, le fue concedido el Premio Nacional de Ciencias y Artes por llevar a cabo durante tantos años un trabajo invaluable para la historia de la cultura mexicana.

¿Y tú? ¿Has soñado algo que pueda cambiar la historia?

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll Up