¿Por qué no logras bajar de peso?

Haces ejercicio, vives a dieta, no comes chatarra. Años, meses y no bajas de peso. ¿Qué está pasando? No te estás dando cuenta de la raíz del problema, sino solo de tratar el síntoma.

Te explico. Estamos acostumbrados a tratar nuestros problemas con soluciones rápidas, sin esfuerzo ni conocimiento de lo que estamos haciendo realmente. Nos creemos todo lo que nos dicen y recomiendan, cada día intentamos algo nuevo para ver si eso nos funciona. Existen factores más allá de la alimentación que nos alejan de nuestros objetivos y peso ideal.

El estrés: el estrés y ansiedad te están afectando mucho más de lo que crees. Además de bajar nuestros niveles de serotonina (hormona de la felicidad), aumentan los niveles de cortisol para entrar en estado de alerta y almacenar energía (grasa corporal) para poder sobrevivir. Como últimamente nos estresamos por cualquier cosa, no utilizamos esa energía almacenada y empezamos a aumentar grasa corporal que generalmente llega al abdomen.

Consumes productos light y edulcorantes artificiales: splenda, aspartame, etc, estos productos vacíos y procesados contienen químicos que no son reconocidos por nuestro cuerpo. Esto desregula tus mecanismos de apetito y provocan más hambre durante el día.

No comes lo suficiente: estamos acostumbrados a contar todas las calorías que consumimos pero nos olvidamos de los nutrientes. Al tener un déficit nuestro metabolismo se vuelve más lento, el cuerpo empieza a almacenar lo poco que le damos como grasa corporal y el cuerpo se descompensa.

No duermes bien: hoy en día estamos durmiendo de 4 a 5 horas diarias, cuando deberíamos estar durmiendo de 7 a 8 horas. Cuando no dormimos lo suficiente, nuestro cuerpo no se recupera de la energía gastada durante el día, no termina el proceso de digestión y absorción de nutrientes lo que causa una descompensación en nuestro sistema inmune.

Imitas patrones: el tratar de llegar a tener el cuerpo o salud de otra persona no sirve de nada, ya que todos necesitamos el ejercicio, la alimentación y los nutrientes diferentes para nuestros propios objetivos. Vuélvete un comedor intuitivo, confía en lo que sabes, lo que le cae bien a tu cuerpo, el ejercicio que tú toleras, lo que te gusta y lo que te hace feliz, esto es lo que te llevará a tu meta.

Colaboradora: Lic. Beatriz Victoria Paredes

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll Up