Jade Rollers, ¿farsa o realidad?

La nueva moda en el mundo de la belleza está haciendo furor y, más rápido que tarde, los jade rollers llegan a todos los cosmetiqueros del mundo. ¿Cuál es su secreto? ¿En verdad funcionan?

¿Cuántos productos milagro han pasado por tus manos? Tú sabes, de esos que dicen quitar todo, curar todo, proteger de todo… el mercado de la moda y los cosméticos está lleno de cachivaches y pociones de dudosa procedencia que juran hasta el cansancio ser el producto definitivo. No somos tontas, sabemos identificar calidad y producción, no
caemos ya tan fácilmente en engaños gracias a los beneficios de la Internet.
Sin embargo, hay un producto que en los últimos meses ha causado furor en prácticamente todo el mundo: los jade rollers.

Se trata de un pequeño aparato manual, elaborado de jade, que se usa o se entiende como “masajeador facial”. Afirman que elimina ojeras, activa y revive células muertas del rostro y permite que todos los productos cosméticos, como cremas o maquillajes, se adhieran de mejor manera a la piel. ¿Cuál es la peculiaridad? La materia prima es el jade, y según expertos, esto tiene mucho sentido.

Hay registros que datan del siglo XVI en donde podemos ver que las mujeres de la aristocracia china utilizaban un dispositivo, más o menos similar, para masajear la piel
de su rostro. ¿Es entonces su material el responsable de sus supuestos resultados? La doctora Jennifer Chwalek, dermatóloga de la Union Square Laser Dermatology en Nueva York, afirma que “el jade, en presión con ciertas zonas de la piel, y con determinada fuerza, estimula el sistema linfático y acelera su purgación natural”. Sin embargo, comenta que “este tipo de aceleraciones o ayudas al sistema linfático, son más contundentes y notorias, por ejemplo, con un microneedling. No obstante, recomiendo los jade rollers para eliminar rápidamente manchas por cambios de temperatura o pequeñas bolsas de piel que se puedan formar”.

Entendemos pues que sus beneficios son, efectivamente, existentes… pero quizá no en la magnitud que pensábamos. Aún así ¿usarías un jade roller?

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll Up