¿Influenza o gripe?

APRENDER A DISTINGUIRLAS PUEDE HACER LA DIFERENCIA

Llega el frío y, con él, la ropa acogedora y las deliciosas comidas de temporada, pero también los terribles malestares asociados con el clima y los cambios de temperatura, ¿cómo afrontarlos? Lo primero es conocer a nuestro rival, a qué nos estamos enfrentando; la influenza y la gripe son enfermedades respiratorias que pueden tener síntomas aparentemente similares, pero son causadas por distintos virus.

En general, la influenza es peor que el resfriado común, con síntomas más intensos y gravísimas complicaciones si no se atiende de manera adecuada. Debido a que los síntomas de ambas enfermedades son muy parecidos puede ser difícil establecer la
diferencia basándonos únicamente en ellos, por lo que la atención médica es clave para prevenir o, en su caso, establecer una estrategia para recobrar la salud.

¿Es resfriado o influenza?

Signos                                        Influenza
Aparición de los síntomas       Abruptamente
Fiebre                                         Habitual
Dolores                                      Habituales
Escalofríos                                Bastante comunes
Fatiga o debilidad                     Habitual
Estornudo                                 A veces
Congestión nasal                     A veces
Dolor de garganta                    A veces
Malestar en el pecho o tos     Común
Dolor de cabeza                       Común

 

Signos                                        Resfriado
Aparición de los síntomas       Gradualmente
Fiebre                                         Rara vez
Dolores                                      Leves
Escalofríos                                 Poco comunes
Fatiga o debilidad                     A veces
Estornudo                                 Común
Congestión nasal                     Común
Dolor de garganta                    Común
Malestar en el pecho o tos     De leve a moderado
Dolor de cabeza                       Rara vez

 

Si bien todos tenemos la posibilidad de contraer influenza hay sectores de la población más vulnerables a esta enfermedad, como lo son las personas mayores de 65 años, quienes padecen de afecciones crónicas, las mujeres embarazadas y los niños menores de 2 años. Ante cualquier duda, lo mejor es acudir a realizarse la prueba de detección, la cual es fácil de realizar y arroja resultados en tan sólo quince minutos.

¡Pero tranquila! Contamos con una magnífica herramienta de prevención en forma de una
sencilla vacuna anual. Dicha vacuna hace que los anticuerpos se desarrollen aproximadamente dos semanas después de la vacunación y brinden protección contra las infecciones con los virus incluidos en la vacuna.

Cuídate y cuida de los tuyos, tu familia merece y necesita de tu protección.

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll Up