Habla sin palabras

Tu lenguaje corporal puede convertirse en un arma secreta al momento de iniciar relaciones estratégicas.

Durante los primeros 7 segundos de interacción, alguien que te está conociendo puede hacer una revisión visual de ti: la famosa primera impresión, que será clave para el vínculo que desarrollarán en un futuro. Y es posible que, sin saberlo, estés afectando tus posibilidades de networking a través de aquello que no estás expresando conscientemente.

Pero tranquila, cambiar esta situación no sólo es posible, sino que puede ser la oportunidad perfecta para ampliar tus círculos e, incluso, refrescar la percepción que las personas tienen de ti. Acá te dejamos unos consejos para hacerlo posible, ¿estás lista?

Contacto visual

Es la herramienta más potente de la comunicación no verbal, ya que funciona como interruptor: enciende y apaga nuestra conexión con los demás y nos hace parecer más accesibles. Pierde el miedo a cruzar tu mirada con la de tu interlocutor y deja que esta fluya de forma natural con el ritmo de la conversación.

Tus brazos

Sí, también son importantes y envían un mensaje. Tus brazos son indicadores muy fiables de tu estado de ánimo, ¡utilízalos a tu favor! Relaja tus extremidades y déjalas ser libres. Permite que participen en el intercambio, pero evita usar demasiados ademanes, ya que pueden distraer la atención de tus palabras.

Expresiones faciales

Tu rostro es el reflejo de tus pensamientos y revelará si estás realmente interesada en la plática. Pon pausa por un momento y presta toda tu atención a lo que está sucediendo.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll Up