¿Dolor de cabeza con la dieta?

 

TIENE SU EXPLICACIÓN

Ese dolor, que puede ser leve o fuerte según el caso, se debe principalmente a dos motivos: el primero tiene que ver con esos productos nuevos que incluyes en tu alimentación; algunas comidas pueden desencadenar dolores de cabeza en ciertas personas. Cada organismo funciona de manera distinta por lo que los alimentos que recibe son procesados de forma diferente.

El segundo, y más común, es bastante lógico: tu cuerpo se está desintoxicando. La mayoría de las dietas sugieren bajar la ingesta de carbohidratos y bebidas con cafeína, así como restringir la variedad y cantidad de algunas comidas. Si estás acostumbrada a tener tu taza de café siempre contigo y la abandonas de manera repentina tu cuerpo se dará cuenta. De igual modo, los cambios en tu ingesta calórica pueden ocasionar que tus niveles de azúcar disminuyan, lo que a su vez causa dolores de cabeza.
Tomemos en cuenta que una reducción repentina en la ingesta de calorías disminuye tu metabolismo, al tiempo que lo hace entrar en modo de inanición, situación particularmente peligrosa si tienes diabetes o epilepsia.

Otra de las indicaciones de ley al iniciar una dieta es tomar más agua.
Pero, ¿es posible beber de más? Por más difícil de creer, lo es. A esto se le llama hiponatremia, también conocida como intoxicación por agua. Tomar demasiada agua puede diluir la sangre, haciendo que los niveles de sodio disminuyan. Esto puede causar la inflamación de las células del cerebro y un aumento de la presión del cráneo, detonando el dolor.

Optar por mejorar tus hábitos y cuidar de tu salud en ningún momento debe hacerte sentir mal, por lo que antes de seguir un plan de dieta es vital que consultes a un profesional que desarrolle una estrategia personalizada para lograr tus propósitos.

 

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll Up