¿Bloqueador en invierno?

¿Creías que terminando el verano le decíamos adiós al bloqueador? Consérvalo, porque será tu principal aliado de belleza.

Llegó esa época del año en que la brisa nos lleva a cambiar nuestra rutina de belleza para incluir hidratantes más potentes que puedan contrarrestar los estragos que el clima llega a causar en nuestra piel y, dentro de estos cambios, comúnmente pasamos a guardar el bloqueador en espera de días más soleados.

Pero, ¿sabes cuánto daño le estás haciendo a tu piel al abandonar este paso elemental? En el invierno las radiaciones UVA y UVB siguen presentes y haciendo de las suyas, causando envejecimiento prematuro y aparición de manchas: sus efectos son los mismos sin importar la fecha.

De acuerdo con la Skin Cancer Foundation, en un día nublado la radiación ultravioleta que penetra en la tierra es hasta de un 40 %, lo que no sólo puede causar quemaduras graves sino daños irreversibles a nuestra piel si no usamos ninguna protección. La fundación señala también que los rayos ultravioleta del sol pueden ser aún más perjudiciales en las pistas de esquí que en la playa, debido a que la nieve refleja el 80 % de ellos.

En un día sin sol, los rayos traspasan la nubosidad y afectan de manera acumulativa las capas más profundas de la piel, lo que además de dañar su estética favorece la aparición de enfermedades cutáneas y trastornos oculares como cataratas.

Para protegernos durante la temporada invernal se recomienda:

-Usar camisas de manga larga y pantalones oscuros o de color brillante.

-Usar sombrero o gorra para evitar el contacto directo con los rayos solares.

-Aplicar protector solar con un SPF de 15 o superior en el rostro y áreas expuestas cada 90 minutos o después de sudar o exponerse al viento.

-Usar bálsamo labial con protector SPF cada vez que sea necesario.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll Up