Rehabilitación Nutricional

Hay una enorme diferencia entre acudir a un nutriólogo y acudir con un bariatra. Conversamos con Liliana González, bariatra y parte del proyecto Rehabilitación nutricional.

Hay que decirlo: en México subestimamos muchísimo el peligro de la obesidad. Y sí, es un peligro, porque la obesidad es una enfermedad. Eso es lo que nos cuenta la bariatra Liliana González, una profesional médico que forma parte del interesantísimo proyecto llamado Rehabilitación nutricional.

No basta, a veces, con seguir una dieta. Para controlar adecuadamente la obesidad es necesario transformar todo un estilo de vida.

He ahí lo indispensable que es el contar con un equipo multidisciplinario. Según nos explica la doctora Liliana, el 90 % de las dietas que llegan a su meta, en un plazo de dos años, dejan de surtir efecto. ¿Cuál es el problema entonces? Que no existe continuidad, no hay interés en mantener, precisamente, ese cambio.

Es por eso que Rehabilitación Nutricional es más que atención bariátrica o nutricional. Este proyecto es un proyecto global que abarca desde atención psicológica hasta un seguimiento –si es el caso– postoperatorio.

Los dos procedimientos bariátricos más comunes son el balón intragástrico y la cirugía de manga gástrica. Ninguna debe tomarse a la ligera y es por eso que Rehabilitación Nutricional ofrece asesoría antes, durante y después del procedimiento, en donde se prepara al paciente con una dieta especial y, posteriormente, se le mantiene en un chequeo no sólo médico, sino también psicológico. Reiteramos: hay ocasiones en que un problema de obesidad no debe sólo tratarse con dietas y ejercicio. La obesidad es un problema de salud. Afortunadamente, proyectos como Rehabilitación Nutricional son ya una realidad en Chihuahua.

CONTACTO (614) 541-5777

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll Up