Mujeres y arquitectura

Por mucho tiempo, la arquitectura fue considerada como una profesión para hombres por el hecho de estar ligada estrechamente con la construcción y de requerir estudios largos. No fue hasta 1904 que Julia Morgan se graduó de la Universidad de California, abriendo el panorama y el camino a miles de mujeres.

Existe un reconocimiento llamado Premio Pritzker, otorgado anualmente al arquitecto más notable del mundo desde 1979. Muchos arquitectos de distintas nacionalidades han sido galardonados pero la primera vez que se otorgó a una mujer fue en 2004, a Zaha Hadid. Desde entonces otras dos arquitectas han sido premiadas; Kazuyo Sejima en 2010 y Carme Pigem en 2017.

En México la primera titulación de una mujer como arquitecto no fue sino hasta 1939, por lo que se pudiera pensar que el resto del mundo nos lleva 35 años de ventaja, sin embargo, las arquitectas mexicanas han sabido acortar esa brecha cultivando éxitos y dejando como legado grandes obras e importantes proyectos.

Actualmente, el mundo de la arquitectura está volteando a ver a México gracias al trabajo y la dedicación de las arquitectas. Cada vez es más común ver a nuestras arquitectas destacar y nombres como Rozana Montiel o Tatiana Bilbao se encuentran en publicaciones y entregas de premios.

La oficina en la que yo trabajo se conforma por ocho arquitectos, de los cuales seis somos mujeres. Estas nuevas generaciones aportan a la profesión nuevas perspectivas y nos permite sensibilizarnos y replantear la forma en la que estamos haciendo arquitectura.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll Up